Petit Futé
Español
  • Français
  • English
  • Español

5 destinos para un inolvidable crucero en catamarán

Para los amantes del mar, el sol, la relajación y las vacaciones insólitas, un crucero en catamarán es una experiencia imprescindible. Cómodamente instalado a bordo de un barco perfectamente equipado que puede acoger a varios pasajeros durante varios días, podrá aprovechar el tiempo disponible para nadar, observar los paisajes en el horizonte, echar el ancla en algunos de los lugares más bellos del mundo, visitar islas, ciudades costeras... La buena vida en el agua. Para ello, la agencia Océans Evasion cuenta con una amplia red de empresas de alquiler de catamaranes en todo el mundo. La reserva se realiza en unos pocos clics y lo único que tiene que hacer es planificar su itinerario mientras espera a zarpar. Con o sin patrón al timón, ¡todo es posible! ¿Quiere vivir un crucero en catamarán de ensueño? He aquí 5 destinos imprescindibles.

1- Martinica, rumbo al Caribe

Martinica es una isla con muchos tesoros en el corazón del Caribe. Con su generoso clima, el destino es perfecto para planificar un viaje fuera de los períodos de temporada alta en Europa. El alquiler de catamaranes en Martinica permite disfrutar de su espléndido litoral y de playas de aguas translúcidas como la de Les Salines. También puede acercarse a otros arenales más conservados, como la espléndida cala de Mabouyas, en Sainte-Luce. Otro día, diríjase a la península de Caravelle para realizar una sesión de buceo en las aguas turquesas, antes de desembarcar en las verdes praderas salpicadas de arbustos y plantaciones de plátanos. Fort-de-France, Sainte-Anne, Anses d'Arlet, Le Diamant, una multitud de ciudades esperan a los cruceristas para hacer escalas coloridas y disfrutar de la gastronomía local.

2- Croacia y sus islas

¿Busca un crucero en catamarán excepcional en Europa? Aprovechemos el buen tiempo para salir a conquistar la costa croata a lo largo del mar Adriático. El viaje por el agua permite acercarse a ciudades ancestrales como Split y Dubrovnik, ricas en un impresionante patrimonio histórico. Murallas, edificios religiosos y palacios se alzan junto a un mar translúcido que invita a refrescarse y a disfrutar de diversos deportes acuáticos. No olvide añadir a su itinerario las increíbles islas croatas. Hvar es especialmente animada, con sus ciudades portuarias repletas de tiendas, bares y restaurantes; Brač es espléndida, con sus acantilados de piedra caliza, sus colinas boscosas y sus impresionantes playas; Mljet y sus hermosas playas de arena en la apartada bahía de Saplunara recuerdan a las lagunas más bellas del mundo.

3- Las Seychelles, como un paraíso terrenal

¿Cómo hablar de los mejores destinos para un crucero en catamarán sin mencionar uno de los archipiélagos más bellos del mundo? Las Seychelles son una joya pura en el océano Índico. Tras disfrutar de la ciudad de Victoria en la isla de Mahé, de las exuberantes montañas tropicales y de la excepcional flora del Parque Nacional de Morne Seychellois, un patrón local le guiará hasta la isla de Praslin y su idílico entorno. Aquí se encuentran algunas de las playas más bellas del mundo, con Anse Lazio y Anse Georgette encabezando la lista. El viaje puede continuar hasta la isla de La Digue, donde se encuentra Anse Source d'Argent, una playa de rocas misteriosas, aguas turquesas y palmeras. En cualquier lugar de las Seychelles, los fondeaderos son una oportunidad para ponerse una máscara y un tubo de buceo y explorar el impresionante fondo marino.

4- Marsella, los encantos de la Costa Azul

Marsella es un punto de partida ideal para un crucero por el Mediterráneo. Después de disfrutar de la ciudad, del ambiente bullicioso de su Puerto Viejo, de sus museos y de otras calles pintorescas, se inicia el viaje en barco hacia el Parque Nacional de las Calanques. Esta joya del patrimonio natural francés se encuentra al este de la ciudad de Marsella. Sormiou, Morgiou, En-Vau, Port-Miou, la mera visión de los acantilados de piedra caliza coloreados con vegetación mediterránea y que se sumergen en las aguas translúcidas es una delicia. También puede aprovechar el crucero en catamarán para detenerse en la bonita y colorida ciudad vecina de Cassis y, por qué no, más tarde, en el Var y las Islas Doradas. Otros pequeños paraísos terrestres de la Costa Azul.

5- Corfú, patrimonio y paisajes de ensueño en el mar Jónico

Corfú es otro de los destinos elegidos para un crucero en catamarán. La ciudad de Corfú es magnífica y sus edificios, con sus brillantes colores sublimados por su clima mediterráneo, son un verdadero placer para la vista. Una vez en el barco, el descubrimiento del litoral es una pura delicia. Se pueden ver perlas del patrimonio como el castillo de los ángeles, Angelokastro, encaramado a más de 300 m sobre el mar. Entre los mejores fondeaderos de la isla se encuentra Paleokastrítsa, con su cadena de pequeñas calas y algunas de las playas más bellas de Grecia. Un crucero en catamarán también permite llegar a otras islas de interés, como Paxos y Antipaxos, más pequeñas pero igual de bellas.

Para más información:
Los 4 mejores destinos para las vacaciones familiares en Francia
¿Qué camping elegir en Ardèche? Estos son 10 campamentos imprescindibles
¿Qué camping elegir en Bretaña? Selección de 10 campings imprescindibles
5 razones para visitar el Castillo de Castelldefels en la provincia de Barcelona
Aquí tiene 10 campings que no debe perderse en el Var
¿Qué camping elegir en la Vendée? Aquí tiene 10 campings imprescindibles
5 ciudades a menos de dos horas en tren de París donde pasar un día o dos
Los 4 mejores destinos de Francia para unas vacaciones junto al mar
Los trekkings más bellos de Asia
Opinión