Ciudad medieval rodeada de murallas, apodada "Carcassonne del Norte", Provins es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 2001. El descubrimiento de los 58 monumentos catalogados de esta antigua ciudad mercantil, las puertas de Saint-Jean o Jouy que dan acceso a la ciudad alta y al camino cubierto, las fiestas y los acontecimientos medievales que marcan el ritmo del año, contribuyen a hacer de la ciudad un destino turístico de elección. En su edad de oro, en los siglos XII y XIII, Provins acuñó su propia moneda y Thibaud IV de Champagne trajo de las Cruzadas la famosa rosa de Damasco que se convirtió en la "rosa de Provins". En la época de las grandes ferias de Champagne, hay que imaginar multitudes de hombres de todos los países intercambiando no sólo bienes, sino también ideas. Con el fin del siglo XIII comienza el declive de las ferias y del condado de Champagne, que fue anexado al dominio real en el siglo XIV. Un paseo por la parte alta de la ciudad revela su carácter medieval: la plaza del Castillo y la cruz desde la que se proclamaron los edictos de los Condes, la colegiata de Saint-Quiriace, construida en el siglo XII y coronada por su magnífica cúpula del siglo XVII, la Torre de los César -una mazmorra militar-, los pasajes subterráneos, el Granero del Diezmo, las hermosas casas de piedra y entramados de madera... En la parte baja de la ciudad, se descubren también la iglesia de Saint-Ayoul, importante lugar de peregrinación desde el siglo X gracias a las reliquias del santo depositadas allí por los monjes de la abadía de Saint-Benoît-sur-Loire, y la iglesia de Sainte-Croix.

Los lugares imprescindibles Provins

Organice su viaje Provins

Transporte
  • Reserva un tren
  • comp_pv_maritime
Alojamiento
  • Encontrar un hotel
  • Alquiler de vacaciones
  • Alquiler Airbnb
  • Encuentra tu camping
Estancias
  • Viajes a medida
Servicios / Presencial
  • Actividades de Airbnb
  • Reserva una mesa
  • Actividades y visitas

Fotos Provins

Para descubrir en el Petit Futé
Opinión