El nombre resuena como el título de un misterioso y famoso cuadro: Auvers-sur-Oise. Fue Van Gogh quien aseguró el renombre internacional de este pueblo de la luz, encaramado a las orillas del Oise. Apoyado por el Doctor Gachet, vivió allí durante setenta días, y pintó al menos un lienzo al día hasta su dramática muerte en la Posada Ravoux. Esto se ha transformado en la "Casa de Van Gogh", y puede ser visitada, al igual que la casa del Dr. Gachet. No te pierdas la iglesia que da al pueblo: fue el tema de uno de los cuadros más famosos del pintor, que se encuentra en el cementerio no muy lejos, junto a su hermano Theo. Pero Auvers es más que sólo Van Gogh. Muchos otros pintores se conocieron allí a finales del siglo XIX. Primero fueron Daubigny y Corot, luego los impresionistas Pissaro, Sisley y Renoir. Con el fin de facilitar la visita de la ciudad, el municipio cuenta desde los años 90 con una política turística muy desarrollada que ha dado rápidos resultados: hoy en día, no menos de 300.000 personas visitan Auvers-sur-Oise cada año.

Los lugares imprescindibles Auvers-Sur-Oise

Organice su viaje Auvers-Sur-Oise

Transporte
  • Reserva un tren
  • comp_pv_maritime
Alojamiento
  • Encontrar un hotel
  • Alquiler de vacaciones
  • Alquiler Airbnb
  • Encuentra tu camping
Estancias
  • Viajes a medida
Servicios / Presencial
  • Actividades de Airbnb
  • Reserva una mesa
  • Actividades y visitas

Fotos Auvers-Sur-Oise

Actualmente no hay fotos para este destino.

Para descubrir en el Petit Futé
Opinión