Fue San Armel quien dio su nombre a la ciudad, donde encontramos la raíz plou, que indica la parroquia del santo. Vino de Gran Bretaña y fundó la ciudad en el siglo VI. Ploërmel tuvo que sufrir las guerras de sucesión y la Revolución. La ciudad fue testigo de la fundación de los Hermanos de la Instrucción Cristiana por parte de Jean de La Mennais y, en 1904, fue escenario de enfrentamientos cuando las tropas quisieron expulsar a los religiosos. Finalmente, Ploërmel fue bombardeada y ocupada por los alemanes antes de su liberación en agosto de 1944. Ploërmel es una ciudad florida, atractiva y comercial, que ofrece a sus huéspedes una acogida cálida y auténtica, lo que la convierte en una ciudad agradable para vivir y descubrir en todas las estaciones. La ciudad ducal se puede visitar: se puede admirar el antiguo convento de los carmelitas, su claustro, los restos de las fortificaciones del siglo XII, las antiguas casas del centro de la ciudad, el pozo de la Cohue, la iglesia de Saint-Armel (portal norte, interior, tumba de los duques de Bretaña, estatua yacente de Philippe de Montauban...) y el Reloj Astronómico.

Qué ver / Qué hacer Ploërmel

Organice su viaje Ploërmel

Transporte
  • Reserva un tren
  • comp_pv_maritime
Alojamiento
  • Encontrar un hotel
  • Alquiler de vacaciones
  • Alquiler Airbnb
  • Encuentra tu camping
Estancias
  • Viajes a medida
Servicios / Presencial
  • Actividades de Airbnb
  • Reserva una mesa
  • Actividades y visitas

Fotos Ploërmel

Actualmente no hay fotos para este destino.

Para descubrir en el Petit Futé
Opinión