Gibraltar (cuyo nombre proviene del árabe "Jebel Tarik", la montaña del jefe bereber Tarik, que comandó la invasión musulmana del año 711) es una posición estratégica, y sus acantilados rocosos que se elevan a una altitud de 426 m pueden verse hasta 100 km a la redonda. Una visita a este pequeño estado, con una superficie modesta de sólo 6 km², es una experiencia curiosa. Es como si, después de cruzar el istmo que separa la Roca del continente y por lo tanto a caballo de la línea de demarcación (con el impresionante aeropuerto con una pista reducida), uno entra en una ciudad inglesa sin salir de España. El clima y las playas nos recuerdan inevitablemente nuestra ubicación en el sur de Europa. Las calles, los edificios (incluyendo la muy fría y nórdica Gran Plaza de la Casamata), las cabinas telefónicas, la policía, los coches, los pubs y todo lo demás es muy inglés! La población es una mezcla de genoveses, portugueses, judíos, malteses, hindúes, asiáticos... Aquí se habla tanto el inglés (el idioma oficial) como el español, o incluso ambos en una mezcla bastante inusual.

Históricamente, la muerte de Carlos II de España en 1700 dio lugar a la Guerra de Sucesión Española en la que Inglaterra y Holanda se unieron al Sacro Imperio Romano Germánico para apoyar al Archiduque Carlos de Austria contra el pretendiente Felipe de Borbón, designado por Carlos II. El 21 de julio de 1704, el almirante inglés Rooke, al frente de una flota anglo-holandesa, tomó Gibraltar en nombre del archiduque Carlos. Nueve años más tarde, en 1713, el Tratado de Utrecht reconoció la soberanía inglesa sobre la Roca, reconfirmada por el Tratado de Versalles de 1783.

En ese momento, los españoles que vivían en Gibraltar tenían la siguiente opción: o aceptaban la dominación inglesa o se iban. Muchos españoles optaron por la segunda solución. Sus descendientes aún viven en la cercana San Roque.

Los problemas volvieron a surgir en 1963, cuando el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas examinó la aplicación de su política a Gibraltar. Los habitantes de la Roca declararon de forma abrumadora que preferían depender de Inglaterra. En junio de 1969 España, tras las negociaciones con el Reino Unido que degeneraron, cerró la frontera con la Roca y cortó todas las líneas telegráficas y telefónicas. Aunque las líneas fueron reestablecidas en 1977, la frontera no se reabrió hasta febrero de 1985.

En noviembre de 2002, fecha de un referéndum de autodeterminación organizado por el Gobierno de Gibraltar, anticipándose así a cualquier negociación entre los gobiernos español e inglés para decidir el futuro del enclave, una abrumadora mayoría (más de 17.000 votantes de los aproximadamente 18.000 inscritos) anunció el color desde el principio, declarándose en contra de cualquier posible gestión del Peñón por parte de la Corona española! En 2004, el Ministro de Defensa británico estuvo presente en las celebraciones del tricentenario de la entrada de Gibraltar en el Imperio de Su Majestad. Última pequeña información, el Peñón es a menudo elegido por las estrellas para reunirse. Sean Connery se casó dos veces en Gibraltar, mientras que John Lennon y Yoko Ono dijeron que sí aquí en 1969.

Qué ver / Qué hacer Gibraltar

Direcciones inteligentes Gibraltar

Buscar por categoría:

Organice su viaje Gibraltar

Transporte
  • Aparcamientos Aeropuerto/Estación
Alojamiento
  • Encontrar un hotel
  • Alquiler Airbnb
  • Alquiler de vacaciones
Estancias
  • Viajes a medida
Servicios / Presencial
  • Reservar una mesa
  • Actividades y visitas

Fotos Gibraltar

Opinión