El sur de Francia es un destino popular para pasar un fin de semana largo en primavera, así como para las vacaciones de verano. Con un clima y unas temperaturas suaves durante varios meses del año, el litoral mediterráneo es uno de los preferidos por aquellos a los que les gusta disfrutar del sol, el mar, los paisajes montañosos para hacer senderismo y las bellas y animadas ciudades. Los veraneantes, ya vayan en pareja, con amigos o en familia, encontrarán multitud de cómodos campings en el Sur. Un alojamiento ideal para desconectar de la vida cotidiana y crear agradables recuerdos. El otoño ya está aquí, pero quizá algunos ya estén pensando en la vuelta del calor y en su futuro destino Y cuanto antes reserve un camping junto al mar en el Sur, más posibilidades tendrá de conseguir una plaza. He aquí algunas buenas razones para hacer del Mediterráneo el próximo destino de sus vacaciones de camping.

El sur de Francia, una variedad de destinos bajo un sol generoso

El sur de Francia no es una zona homogénea y, de hecho, hay muchos paisajes y ambientes diferentes esperando a los veraneantes. Al oeste del litoral mediterráneo, Languedoc-Rosellón revela ciudades que han encantado a los veraneantes durante décadas. Argelès-sur-Mer y Le Barcarès son ciudades agradables para pasear, ir de compras y llegar en un abrir y cerrar de ojos a hermosas playas de aguas transparentes con vistas al macizo de Albères. En los alrededores, hay ciudades con un patrimonio notable, como Collioure, castillos cátaros y otras joyas arquitectónicas como la abadía cisterciense de Valmagne. Sin olvidar los viñedos de Banyuls y sus preciosos néctares.

Si la elección de un camping junto al mar en el sur de Francia requiere un poco de reflexión, es porque también existe la posibilidad de ir un poco más al este, al Hérault. Este departamento de Occitania es otro territorio fascinante con, entre otros, la encantadora ciudad de Sète y La Grande-Motte y su hermosa playa de Grand Travers.

Luego, aún más al este, está la Costa Azul y sus tesoros. La ciudad más antigua de Francia, Marsella, ofrece un rápido acceso al espléndido Parque Nacional de las Calanques. El Var también tiene ciudades con calles empinadas y coloridas, como Hyères y Bormes-les-Mimosas. En un ambiente provenzal, podrá disfrutar de los mercados, la gastronomía y, por supuesto, de los placeres de la costa. Desde la Côte Bleue hasta las playas de arena fina de las Îles d'Or, el Mediterráneo no deja de revelar sus más bellos matices, y de deleitar a los amantes de los deportes náuticos.

El placer de alojarse en un camping de alta gama

El camping es un tipo de alojamiento que ha conquistado a muchos viajeros a lo largo de los años. En el sur de Francia, una región muy soleada, las condiciones son ideales para aprovechar la vida al aire libre. Por eso hay tantos campamentos acogedores junto al mar donde pueden reunirse grupos de amigos y familias. No sólo puede montar una tienda de campaña, una caravana o una autocaravana, sino que también puede disfrutar de la comodidad de un verdadero hogar si elige alojarse en una casa de campo totalmente equipada con su propia terraza, cocina y baño.

En un camping del sur de Francia, se ofrecen multitud de instalaciones y actividades para niños y adultos: parque acuático, parques infantiles, pista de tenis, minigolf, club infantil, zona de bienestar, actividades deportivas y excursiones, animación nocturna y espectáculos... Se reúnen todas las condiciones para pasar momentos agradables en el camping, mientras se tiene la libertad de recorrer los alrededores de la estructura, buscando las mejores calas y playas para nadar y practicar kayak, paddle, windsurf, jet ski o snorkel.