Teotihuacán ("el lugar donde los hombres se convierten en dioses") fue construido y abandonado por un pueblo relativamente desconocido. Al igual que Cuicuilco (en el sur de la actual Ciudad de México), el valle de Teotihuacán fue ocupado ya en el período Preclásico Tardío (400 a.C. a 200 d.C.): las poblaciones de las aldeas se fueron concentrando gradualmente, mientras que apareció un embrión de jerarquía social y una estricta división de tareas dentro de la sociedad. Al final del período, se construyeron los primeros monumentos y edificios y el sitio albergaba unos 30.000 habitantes. Durante el Clásico Antiguo (200-600 d.C.), la ciudad se consolidó como el único centro urbano de la región, convirtiéndose en una verdadera ciudad-estado de 20 km² con más de 150.000 habitantes: su influencia se extendió hasta Monte Albán, en el estado de Oaxaca, y Tikal, en Guatemala; una élite maya incluso tenía allí su propio barrio. Luego, a partir del año 600, la ciudad sufrió una desestabilización social y una destrucción sin precedentes: su población descendió a 30.000 habitantes, antes de ser abandonada totalmente de forma gradual hacia el año 750 d.C. Las razones del abandono de la ciudad todavía se desconocen hoy en día, pero algunas teorías indican que la mala administración, junto con la destrucción gradual de los recursos naturales circundantes, provocó el descontento de los habitantes, lo que condujo a una rebelión masiva y luego al abandono de la ciudad.

Qué ver / Qué hacer Teotihuacán

Direcciones inteligentes Teotihuacán

Buscar por categoría:

Organice su viaje Teotihuacán

Transporte
  • Travesía marítima
Alojamiento
  • Encontrar un hotel
  • Alquiler Airbnb
  • Alquiler de vacaciones
  • Encuentra tu camping
Estancias
  • Viajes a medida
Servicios / Presencial
  • Actividades de Airbnb
  • Reserva una mesa
  • Actividades y visitas

Fotos Teotihuacán

Para descubrir en el Petit Futé
Opinión