El Relleno-Fronteras es el nombre oficial del pequeño pueblo situado en el nacimiento del Río Dulce. Sin embargo, los habitantes prefieren el nombre más general de "Río Dulce", lo que a veces puede llevar a confusión. Río Dulce se presenta como un "pueblo callejero", instalado a ambos lados del puente sobre el río del mismo nombre, enmarcado al sur por El Relleno donde la carretera sale hacia la ciudad de Guatemala, y al norte por Fronteras donde llega la carretera del Petén. Está lleno de puestos y barracones, comedores baratos y talleres de reparación mecánica que se desparraman por la carretera en un alegre desorden sólo lastrado por la humedad ambiental.

La gente viene aquí para ver el Castillo de San Felipe, situado a sólo 1 km río arriba en el lago de Izabal, para nadar en el río Finca Paraíso o para alojarse en uno de los hoteles de los alrededores a lo largo del río, pero también por su vocación de cruce de carreteras. De hecho, los autobuses que unen Flores-Santa Elena con la ciudad de Guatemala se detienen allí para un descanso, manteniendo el comercio local en marcha. El Relleno-Fronteras disfruta del privilegio, junto con Puerto Barrios, de ser el único acceso a Livingston. Los turistas deben embarcarse en una lancha motorizada, o incluso en un velero, a lo largo del magnífico cañón que lleva al puerto del Caribe, durante una hora y media de viaje en medio de encantadores paisajes de manglares. Habrá hoteles disponibles para ayudar a los que no han podido embarcar en las últimas lanchas que salen hacia Livingston. Tal vez la oportunidad para que los amantes de la naturaleza finalmente decidan conquistar el Cerro San Gil.

Qué ver / Qué hacer Río Dulce

Direcciones inteligentes Río Dulce

Buscar por categoría:

Organice su viaje Río Dulce

Transporte
  • comp_pv_maritime
Alojamiento
  • Encontrar un hotel
  • Alquiler de vacaciones
  • Alquiler Airbnb
  • Encuentra tu camping
Estancias
  • Viajes a medida
Servicios / Presencial
  • Actividades de Airbnb
  • Reserva una mesa
  • Actividades y visitas

Fotos Río Dulce

Para descubrir en el Petit Futé
Opinión