Enclavado en una hermosa bahía bordeada por la cordillera de Merendón, el pueblo de Omoa es una parada popular para los viajeros que vienen o van a Guatemala. El sitio es magnífico, el pueblo languidece... quizás demasiado, sobre todo porque algunas excursiones en los alrededores se hacen imposibles por falta de seguridad. Sin embargo, es una buena introducción al Caribe desde Honduras (especialmente si vienes de Guatemala).

En 1752, los españoles decidieron fundar un nuevo puerto protegido por una fortaleza. El Castillo de San Fernando (en honor al Rey Fernando VI de España) sufrió muchos reveses antes de ser terminado en 1775. En 1779, los británicos (presentes en Moskitia, las islas de la Bahía y Belice en particular) atacaron la posición ibérica. El 16 de octubre, las tropas del fuerte fueron derrotadas y tuvieron que ceder el paso a los invasores, pero en noviembre un contraataque frustró los planes británicos de controlar toda la costa desde Nicaragua hasta México. Entonces el fuerte perdió su importancia, fue olvidado y Omoa se durmió poco a poco. Se dice que naves llenas de tesoros esperan a los temerarios, listos para sondear las profundidades de sus aguas; un botín de monedas de oro fue descubierto allí en 1972.

Hoy en día, Omoa es un tranquilo e indolente pueblo de pescadores, que podría convertirse en uno de los rincones más agradables de la costa norte del país si las autoridades se esforzaran en tapar los agujeros de la única calle (una piscina infantil cuando llueve), limpiar la playa... y devolverle su belleza natural: los numerosos restaurantes de lata que se han instalado a un tiro de piedra del agua juran un poco por el ambiente. La gente de San Pedro va allí los fines de semana, pero no hay ni un gato durante la semana.

En resumen, con un poco de audacia, responsabilidad y sentido común, Omoa sería un pequeño paraíso tropical.

Hoy en día, es un destino por descubrir pero no inevitable. En cualquier caso, parece más divertido alojarse allí que en uno de los hoteles verdosos de Puerto Cortés.

La playa está a unos 2 km de la carretera principal. Los hoteles y restaurantes están en la playa, la fortaleza en el centro e Internet cerca de la carretera (un paseo de unos 15 minutos desde la playa).

Qué ver / Qué hacer Omoa

Direcciones inteligentes Omoa

Buscar por categoría:

Organice su viaje Omoa

Transporte
  • comp_pv_maritime
Alojamiento
  • Encontrar un hotel
  • Alquiler de vacaciones
  • Alquiler Airbnb
  • Encuentra tu camping
Estancias
  • Viajes a medida
Servicios / Presencial
  • Actividades de Airbnb
  • Reserva una mesa
  • Actividades y visitas

Fotos Omoa

Actualmente no hay fotos para este destino.

Para descubrir en el Petit Futé
Opinión