Fundada en 1857 por el rey Mindon y última capital de los reinos birmanos, Mandalay fue también una capital religiosa y cultural. La gente venía de toda Birmania para encontrar a los actores pwe, reputados como los más talentosos del país. La educación impartida en los numerosos monasterios de la ciudad desarrolló en los jóvenes una receptividad al teatro jataka. Del mismo modo, la ciudad sigue teniendo hoy en día los mejores titiriteros. Mandalay brilla en toda Birmania por la fama de sus artistas y artesanos. Pero también puede considerarse como la nueva capital económica del país, impulsada por la importante y poderosa comunidad china, que llegó por la carretera que une Birmania con Yunnan. Las grandes casas de varios pisos de la zona residencial, construidas al estilo chino, son un testimonio de ello. Una ciudad cosmopolita, con mucho tráfico, que oscila entre la autenticidad y la modernidad.

Los lugares imprescindibles Mandalay

Organice su viaje Mandalay

Transporte
  • comp_pv_maritime
Alojamiento
  • Encontrar un hotel
  • Alquiler de vacaciones
  • Alquiler Airbnb
  • Encuentra tu camping
Estancias
  • Viajes a medida
Servicios / Presencial
  • Actividades de Airbnb
  • Reserva una mesa
  • Actividades y visitas

Fotos Mandalay