PAGODA DE SHWEDAGON

Pagoda
  Yangon
Myanmar

Ver en el mapa

La opinión de Petit Futé sobre PAGODA DE SHWEDAGON

Placa MILLESIM 2018

La historia de la pagoda de Shwedagon está íntimamente ligada a la del sitio de Dagon o al revés. En cualquier caso, la leyenda remonta el origen del sitio a más de 500 años antes de Cristo. Dos comerciantes de la India se encontraron con Buda y le ofrecieron compartir sus pasteles de miel. Buda les agradeció ofreciéndoles ocho de sus cabellos. En el camino de regreso, el Rey Okkalappa los animó a su llegada y dio un gran festín en honor a las reliquias sagradas. El rey eligió entonces un sitio para erigir una pagoda en la que serían consagrados. Cuando se abrió el cassette que contenía el cabello, ocurrieron milagros. Se construyó una primera pagoda de oro, cubierta con varias otras de plata, peltre, plomo, mármol y finalmente ladrillo.

La pagoda de Shwedagon así construida fue abandonada por los soberanos hasta el siglo XIV. En 1362, el rey Byinnya U fue el primero en mostrar interés en este lugar sagrado: decidió elevar la pagoda unos metros. Posteriormente, muchos gobernantes estaban ansiosos por hacer un gesto hacia este monumento. La intervención más notable fue la de la reina Shinsawbu (1453-1472) que, tras su ascenso al trono de Bago, dio a la cúpula su peso en oro: un peso pluma de 40 kilogramos, que, gracias a la finura de la hoja de oro, permitió cubrir toda la cúpula. Dhammazedi, su hijo, lo hizo aún mejor al darle a la pagoda un regalo sustancial: cuatro veces su peso en oro y el de su esposa. También tenía la leyenda de la pagoda escrita en birmano, Mon y Pale, para que la posteridad nunca olvide cómo nació este edificio.

Durante los siglos siguientes, la pagoda fue a su vez objeto de lujuria, presa de los terremotos más devastadores, y una ubicación altamente estratégica. En 1612, el portugués De Brito, más pragmático que nunca, quiso apoderarse de la enorme campana de la pagoda para fundir bronce y hacer cañones. Pero el destino intervino: el peso de la campana hundió el barco que llevaba el trofeo. En 1774, el rey Hsinbyushin organizó una espléndida procesión para traer de Ava un nuevo paraguas que se colocaría al final del stūpa. Una iniciativa similar fue emprendida por Mindon desde la corte de Mandalay en 1871. Pero el mensaje estaba entonces cargado de un innegable significado político. En ese momento, los británicos estaban ocupando la Baja Birmania, y Mindon pretendía, con este gesto supuestamente inofensivo, dar testimonio de la grandeza de su tribunal en Mandalay.

Tan pronto como llegaron a Birmania, los británicos comprendieron la importancia estratégica de Shwedagon, que ocuparon desde 1824. Al final de la segunda guerra anglo-birmana, la pagoda fue robada por soldados ingleses. No fue hasta la década de 1930 que el edificio se liberó del dominio inglés.

Hoy, la pagoda es invadida una vez más, pero es una multitud ferviente que presiona dentro de sus muros, cada uno cumpliendo el más querido deseo en una vida budista: pisar el suelo de Shwedagon. La entrada principal está al sur. Aquí es donde obtendrá el billete válido para todo un día. Se accede a la pagoda por cuatro escaleras que van desde los cuatro puntos cardinales hasta la plataforma central. Esto le da a cada entrada su propia y única atmósfera. Desde la entrada sur, una versión birmana de última generación del ascensor te lleva a la plataforma en un solo tramo. A la entrada oeste se accede por una escalera mecánica, mientras que a las entradas norte y este se llega por dos grandes escaleras que conducen solemnemente a la pagoda dorada.

Alrededor de las escaleras, numerosos puestos ofrecen toda la gama del budismo perfecto: bonitos paraguas de papel, flores para las ofrendas, estatuas de Buda, pero también juguetes de papel maché, instrumentos musicales y otras mil baratijas dignas de los más grandes bazares, con un toque budista.

Caminando por la plataforma, se pueden ver más de sesenta stūpa. De hecho, el gran centro stūpa, totalmente cubierto de pan de oro cada cinco años, está rodeado por una serie de otros stūpas de todos los tamaños, el más grande marcando los cuatro puntos cardinales.

Rápidamente te cautivará la atmósfera y la emoción del lugar, a cualquier hora del día o de la noche. Pero no olvides admirar la riqueza de stūpa en su punta: la veleta brilla con mil diamantes y piedras preciosas, y la esfera superior está engastada con diamantes que hacen que el Sultán de Omán sea de un color pálido. Tal vez también vea el solitario apuntando al final de la stūpa.

La pagoda es un lugar asombroso donde la vida está en pleno apogeo entre los muchos tazaung. Cada templo está dedicado a su donante. Si se comienza el recorrido de la pagoda en el sentido de las agujas del reloj, como es la tradición budista, se descubre en primer lugar, en el sur, un tazaung construido en honor a Konagamana, el segundo Buda de este mundo. Si naciste un miércoles por la mañana (y no por la tarde, revisa tus crónicas), se te dedica especialmente un pilar, asociado al planeta Mercurio. Volviendo al oeste, los nativos del sábado verán, con interés, el pilar de Saturno de pie delante de ellos. Más adelante, un santuario chino contiene veintiocho imágenes de Buda.

Dirigiéndose hacia la esquina suroeste de la plataforma, uno pronto se encuentra cara a cara con dos simpáticos nat, Thagyamin, el rey de los nat, y Bobogyi, encargado de proteger la pagoda de Shwedagon. Si, en lugar de estas dos figuras, ves un Buda tumbado a lo largo de sus ocho metros, has ido demasiado lejos. Volvamos al principio... (¡sin ganar veinte mil francos!).

Entre las estatuas y santuarios que verán después, noten la escultura de Mai Lamu y Thagyamin (el rey de nat, siempre él), que dio a luz al Rey Okalappa (el buen rey de la leyenda, si han seguido de cerca la historia de la pagoda). Enfrente, un pabellón es conocido como el "Tazaung de dos peniques"; de hecho, es gracias a las pequeñas donaciones diarias de todos los comerciantes de Yangon que este santuario fue construido. En su camino hacia el noroeste, el altar de los días de la semana asociados a los planetas le permite revisar su escaso conocimiento budista sobre el tema.

No puedes perderte la campana del Mahagaunta. Por supuesto, la campana que están viendo no es la original, que ha permanecido en el fondo del agua, recordamos. Data del siglo XIII, pero casi tuvo el mismo destino que su hermana. De hecho, los británicos también trataron de quitar la campana, no para hacer cañones con ella, sino como un trofeo esta vez. En el camino, el barco se hundió, una vez no es costumbre. Los británicos intentaron, en vano, recuperar la campana, y finalmente llamaron a la población birmana para que fuera a recuperarla. Los birmanos fueron extremadamente ingeniosos, atando tanto bambú y madera como pudieron para hacer flotar las 16 toneladas que habían sido hundidas. Lograron su objetivo y pudieron recuperar la campana, aquí presente.

Al noreste de la explanada hay dos árboles banianos, el árbol sagrado bajo el cual Buda experimentó la Iluminación. Luego siguen los santuarios y otros pequeños templos. Según la leyenda de Dagón, es en esta esquina donde hay una abertura que permite el acceso a los cabellos sagrados incrustados en el edificio. También es a través de aquí que se pueden ver las inscripciones de Dhammazedi y releer, en el texto (si se está en el nivel en Mon, Pali o Birmania), la historia del origen sagrado de la pagoda. El recorrido termina en el lado este del edificio, donde se levanta otro árbol sagrado. Dependiendo de la hora del día y la luz del día, todo lo que tienes que hacer es elegir el punto desde el que tendrás la mejor vista de esta cúpula de poder embrujador.

Nuestro consejo: Visite la pagoda por la mañana, ya sea antes de las 7 de la mañana en la multitud de peregrinos, o entre las 7 y las 10 de la mañana, en la tranquilidad, antes de que el sol esté en su cénit. Luego regresa (con el mismo boleto) al atardecer, disfruta de la magia del lugar.

Compartir este chollo

Información y horarios en PAGODA DE SHWEDAGON

Admisión: 10 000 K válidos para el día. Los mostradores abren 7/7 de 7am a 10pm, la pagoda misma a las 5am.

Opiniones de los miembros sobre PAGODA DE SHWEDAGON

Nota general: 4.8/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
29 opinión
5/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en julio 2019
C’est définitivement la plus belle pagode! Elle est magestueuse et magnifique! L’ambiance est zen et c’est genial !
Notificación presentada el 16/07/2020 
5/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en febrero 2020
Un incontournable à Yangon
Cette pagode sans doute l'une des plus anciennes de la ville (mais la date de sa construction est controversée) se distingue tout d'abord par son emplacement dans un cadre plus vert que le reste de la ville, non loin du lac Kantawgyi (où il est recommandé de se rendre pour avoir des points de vue a la fois sur le lac et en arrière fond sur la pagode et son immense stupa - un autre point de vue interessant depuis le roof top de l'hotel restaurant Esperado). Elle est située à 2 km du centre ville et 1 km de la gare centrale (au nord). C'est une visite donc immanquable à Yangon pour percevoir la ferveur des fidèles bouddhistes, particulièrement au lever du soleil (car moins de touristes) ou durant la journée. Le soir au couchant la pagode est envahie par les groupes de touristes et c'est un peu frustrant pour prendre des clichés dans la cohue... La visite dans les règles se fait en tournant autour du stupa haut de 98 m dans le sens des aiguilles d'une montre et surtout en prenant le temps de s'asseoir à l'écart et de regarder les rituels qui s’égrènent au fil de la journée jusqu'au balayage final avant fermeture. Le prix est de 10000 Kyats pour les foreigners... soit environ 7 Euros..
Notificación presentada el 27/02/2020 
5/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en diciembre 2019
conseil d'heure de visite
la pagode est ouverte jusqu'à 22h
il vaut mieux visiter le soir
l'ambiance est meilleure avec moins de touristes et plus de Birmans en prière
Notificación presentada el 03/02/2020 
5/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en marzo 2019
fantastic even if when I went they were refurbishing the
Fantastic place visible everywhere in Yangon. The entrance is surrounded by two lions and it is worth to go up on steps to see also the shops on the side. On the top buy some gold leaflets to attach to the buddha statues and admire the pagoda from the bottom.
Notificación presentada el 13/05/2019 
5/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en enero 2019
Magnifique
Un superbe monument, gigantesque et un lieu de vie aussi, les birmans venant en famille faire leurs prières
Notificación presentada el 29/03/2019 
4/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en marzo 2019
A voir
A voir bien sûr. Tout est magnifique. Si vous pouvez, faites la visite à la tombée de la nuit. Il y a beaucoup de monde, touristes mais aussi beaucoup de birmans . Un guide sera un plus pour vous expliquer Bouddha.
Notificación presentada el 23/03/2019 
5/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en enero 2019
Pagode Shwedagon
La plus somptueuse des pagodes de Yangon .En janvier 2019 lors de ma venue toute la pagode était recouverte d'un échafaudage en bambou , indispensable pour coller les feuilles d'or. Une merveille à ne pas rater.
Notificación presentada el 28/02/2019 
5/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en febrero 2019
La plus belle et la plus grande
Magnifique pagode
L'entrée est payante bien sûr , se couvrir les jambes , comme partout
Site extraordinaire par sa grandeur , sa beauté,
Beaucoup de monde , locaux et touristes confondus
Notificación presentada el 28/02/2019 
5/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en febrero 2019
Voyage au Myanmar
À faire absolument de jour comme de nuit si on a une journée à Yangon
Notificación presentada el 13/02/2019 
5/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en julio 2018
L’entrée est de 5 USD par personne. Un guide pour quelques heures coûtera environ US $ 5 – 10. L'architecture est complexe. Un visite incontournable.
Notificación presentada el 29/11/2018 
5/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en febrero 2017
Vous pouvez y passer la journée tellement c'est grand et il y a beaucoup de chose à voir.
Dans une même journée, vous pouvez ressortir, même par une porte d'entrée différente de celle que vous avez empruntée à votre arrivée, puis entrer à nouveau, notamment pour aller déjeuner, du moment que vous gardez l'auto-collant indiquant la porte d'entrée et le jour.
N'oubliez pas votre sarong pour couvrir vos jambes si vous avez un short.
Extraordinaire ambiance. Les birmans y viennent avec leur pique nique...
Ils rient aussi beaucoup quand votre façon de porter le sarong n'est pas très orthodoxe, en tout cas très différente de la leur.
Notificación presentada el 26/02/2018 
5/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en febrero 2018
La plus Grande pagode de Yangon. Un peu à l’écart, y aller en taxi ou être motivée pour marcher.
Sympa à faire au coucher du soleil!
Notificación presentada el 25/02/2018 
4/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en noviembre 2017
L'une des premières pagodes que j'ai visitées en Birmanie et j'ai été éblouie par tant de dorure, de beauté et de petites pagodes un peu partout. Il y a une telle effervescence de la part des locaux que ça rend ce lieu magique. A voir de jour comme de nuit! Une visite incontournable à Yangoon.
Notificación presentada el 24/02/2018 
5/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en diciembre 2017
Magnifique pagode, gigantesque, visitée de nuit, brillant de mille feux, recouverte d'or, de pierres précieuses et diamants. Les fidèles et les touristes unis dans ce lieu de recueillement.
Notificación presentada el 13/02/2018 
4/5
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad
Visitado en octubre 2017
Comment venir à Yangon sans passer par la pagode Shwedagon ? Un peu comme la tour Eiffel à Paris, c'est LE passage obligé de Yangon. Je conseille de le visiter 2 fois : une fois en journée et une fois de nuit. Car en soirée c'est illuminé et une toute autre ambiance.
Notificación presentada el 01/12/2017 

Para saber más sobre Yangon

Enviar mi opinión y ganar Foxies

(50 caracteres mínimo) *
Su foto debe respetar el peso máximo permitido de 10 MB
Valor para el dinero
Servicio
Originalidad

    * campos obligatorios

    Para enviar su opinión debe iniciar sesión.

    Únase a la comunidad

    * campos obligatorios

    ¿Ya eres miembro?

    ¡Gracias por su opinión!
    • ¡Felicidades! Su cuenta ha sido creada con éxito y estamos felices de tenerlo como miembro.
    • Su opinión ha sido enviada a nuestro equipo, que la validará en los próximos días.
    • Puede ganar hasta 500 Foxies si completa su perfil.