"Vengo de una pompa de jabón en el Océano Índico", escribió Virgilio de Lemos, un nativo de la isla. Una burbuja con un puente para llegar a ella. Por último, digamos un pontón, casi un dique, que impresiona más por su longitud que por su anchura, ya que dos coches no pueden cruzarlo. Ahí está el puente, con gente caminando a través de él. La isla se está divirtiendo un poco. Vamos a entrar poco a poco. La isla es la viuda del Mozambique colonial.

Le dejó tantas deudas, tantas infidelidades, que hoy está arruinada, pero estoicamente se mantiene firme. La isla no reconstruyó su vida después de sus decepciones, tras varios divorcios, la que tenía el estatuto de capital del país (Lourenço Marques se convirtió en la capital de Mozambique en 1898), la que tenía el estatuto de capital de provincia (Nampula se la quitó en 1935). Así que se rinde, y no son los proyectos de la Unesco los que van a cambiar nada. La idea era buena: clasificarlo como Patrimonio de la Humanidad (en 1991), tratar de devolverle su sabor y juventud a una anciana, pero los inversores no respondieron al proyecto de restauración.

Las pocas inversiones en arquitectura comenzaron antes de la llegada del proyecto de la Unesco (museo) o fueron hechas por empresas mozambiqueñas (BCM, hotel, restaurante). Unos pocos particulares también lo hacen, ya que la compra de una ruina no era ruinosa hasta hace poco - ricos europeos enamorados de las piedras antiguas en su mayoría, apoyados por unos pocos arquitectos apasionados. A veces, los fondos de la Unesco llegan a su destino y dan lugar a que se realice algún trabajo... a pesar del sentido común. Así, en 2008, el camino de tierra que rodea la isla fue completamente pavimentado.

En cualquier caso, una cosa es cierta: la UNESCO "olvidó" incluir la parte submarina en el patrimonio. Eso se parece mucho a la negligencia de un experto con prisa. Es una lástima porque es un poco como el vestuario de la anciana, las huellas de todas esas batallas luchadas por su conquista. Decenas de barcos ingleses, holandeses, árabes y portugueses viajaron por el mar con su a veces preciada carga (porcelana, oro, perlas...). Una empresa privada (Aquanauticus) heredó todos los derechos de este precioso botín, lo que causó una controversia en Mozambique. El sector del turismo está un poco molesto porque siente que se quedará fuera de la ganancia inesperada.

La población. Hasta la llegada de los portugueses en 1500, la población de la isla estaba compuesta principalmente por sedentarios de origen bantú y comerciantes árabes que se mezclaban con la población local, de ahí la alta proporción de musulmanes en la isla. Los mestizajes debidos a los peligros de la historia son también numerosos: el asentamiento de los portugueses, pero también las migraciones entre los diferentes países del Imperio Portugués (Macao, Timor, África occidental, Brasil) han dejado también algunas huellas. Decenas de familias hindúes también emigraron a la isla con la creación en 1686 de la Compagnie des Manzanes, pero se mezclaron muy poco con la población.

El fin de la trata de esclavos y la transferencia de la capital al Marqués de Lourenço provocaron una disminución del número de habitantes, disminución que se acentuó en 1950, cuando se abrió el puerto de Nacala, y una última en el momento de la independencia. Hoy en día, todavía hay mayoritariamente musulmanes africanos que viven muy por debajo del umbral de pobreza, y los más acomodados viven de la industria pesquera.

El comercio está controlado por los indios y los "mestizos" (métis). Hoy en día, se han contabilizado más de 14.000 personas; existe un gran problema de superpoblación, sobre todo en Makuti, la ciudad popular que ocupa sólo un tercio de la superficie, pero donde vive la abrumadora mayoría de los isleños. Las construcciones son muy rudimentarias, las infraestructuras son casi inexistentes, y la superpoblación no es en absoluto un factor de mejora de las condiciones de vida... Un proyecto de cooperación tiene por objeto reubicar gratuitamente a las familias al otro lado del puente en tierra firme para aliviar a la isla de su hacinamiento. Pero a menudo las casas se revenden y las familias prefieren quedarse allí.

Turismo del recuerdo. Todas las rocas de la isla están hablando de ello. Cuentan la historia de una época y de la esclavitud. En la fortaleza, una parte se dedicará a la exploración arqueológica submarina. Y la otra parte debería convertirse en una universidad de turismo. Estamos tratando de vincular la historia con su transmisión. Se dice que el barco Aurore de Nantes se hundió aquí, frente a Ilha, durante una revuelta de esclavos. Los arqueólogos del Proyecto Rastrillo de Esclavos están llevando a cabo excavaciones en el lecho marino. Para el turismo del recuerdo, Ilha todavía tiene muchas sorpresas en la tienda.

Los lugares imprescindibles Isla Bts Mozambique (Ilha Bts Moçambique)

Direcciones inteligentes Isla Bts Mozambique (Ilha Bts Moçambique)

Buscar por categoría:

Organice su viaje Isla Bts Mozambique (Ilha Bts Moçambique)

Transporte
  • Travesía marítima
Alojamiento
  • Encontrar un hotel
  • Alquiler Airbnb
  • Alquiler de vacaciones
  • Encuentra tu camping
Estancias
  • Viajes a medida
Servicios / Presencial
  • Actividades de Airbnb
  • Reserva una mesa
  • Actividades y visitas

Fotos Isla Bts Mozambique (Ilha Bts Moçambique)

Para descubrir en el Petit Futé
Opinión