No hay mucho que ver en Calheta, pero unos agradables paseos por las rocas permiten observar las salidas y regresos de los barcos de pesca. En la aldea, las mujeres venden fruta, verdura o ropa en la carretera. Hay una playa de guijarros en el centro del pueblo y otra más grande a la salida del pueblo, hacia Praia. Los lugareños solían venir aquí a bañarse. Una buena idea para un descanso antes de volver al ajetreo de la capital.

Direcciones inteligentes Calheta-São Miguel

Buscar por categoría:

Organice su viaje Calheta-São Miguel

Transporte
  • comp_pv_maritime
Alojamiento
  • Encontrar un hotel
  • Alquiler de vacaciones
  • Alquiler Airbnb
  • Encuentra tu camping
Estancias
  • Viajes a medida
Servicios / Presencial
  • Actividades de Airbnb
  • Reserva una mesa
  • Actividades y visitas

Fotos Calheta-São Miguel

Actualmente no hay fotos para este destino.

Para descubrir en el Petit Futé
Opinión