Justo antes de comenzar el largo descenso a la bahía, deténgase. Le sorprenderá la vista del valle del Gouffre donde se encuentra la bahía de Saint-Paul, en un magnífico paisaje de picos boscosos de un verde profundo. Es una de las ciudades más antiguas de Quebec, fundada en 1678. También es uno de los lugares más fotografiados de la provincia. La belleza del paisaje de la bahía, las casas centenarias, las numerosas galerías de arte (Simposio Internacional de Arte Contemporáneo en verano), el Museo de Arte Contemporáneo y las tiendas de artesanía bien valen su tiempo. Baie-Saint-Paul debe ser inspeccionado a pie. Frente a la bahía se encuentra Isle-aux-Coudres, que parece cerrarla. Desde tiempos inmemoriales, Baie-Saint-Paul ha sido un refugio para los artistas de Quebec, particularmente pintores y escultores. Marc-Aurèle Fortin, Clarence Gagnon, Jean-Paul Lemieux y René Richard, la escritora Gabrielle Roy, entre otros, han vivido aquí para impregnar sus obras del encanto de esta irresistible región.

Los lugares imprescindibles Baie-Saint-Paul

Direcciones inteligentes Baie-Saint-Paul

Buscar por categoría:

Organice su viaje Baie-Saint-Paul

Transporte
  • Aparcamientos Aeropuerto/Estación
Alojamiento
  • Encontrar un hotel
  • Alquiler Airbnb
  • Alquiler de vacaciones
Estancias
  • Viajes a medida
Servicios / Presencial
  • Reservar una mesa
  • Actividades y visitas

Fotos Baie-Saint-Paul

Opinión