Gran artista del siglo pasado y figura emblemática del fauvismo, Kees Van Dongen será objeto de una excelente exposición en las Franciscaines de Deauville este verano. Con el nombre de Deauville me va como anillo al dedo, el evento es una oportunidad para descubrir más de un centenar de obras entre pinturas, dibujos, acuarelas, litografías, películas y fotografías que evocan el apego tan especial del artista a la célebre ciudad de Normandía donde se alojó cada verano durante 50 años. Un lugar donde encontró una parte de París, un teatro del mundo del que quería ser testigo. La exposición será objeto de un catálogo dedicado y de un rico programa. Más información en la página web de inDeauville