10 magníficos animales en peligro de extinción que hay que ver en un viaje

El descubrimiento de la fauna y la flora es uno de los imprescindibles de un viaje cuando se es un enamorado de la naturaleza y de los grandes espacios. Por desgracia, hoy en día, muchas especies animales están en peligro de extinción, debido al calentamiento global, la caza no regulada, la destrucción de los hábitats naturales, la industria, la actividad humana en general... Aunque muchas organizaciones luchan por la protección de las especies, por desgracia es muy probable que varias de ellas se extingan en un futuro próximo. Para los apasionados de los animales, he aquí 10 magníficos animales en peligro de extinción para ver en sus viajes. Señalando que muchos actores de la industria turística se comprometen ahora a llevarle a estas maravillas de la naturaleza, respetando al máximo su vida en su hábitat natural.

1- El tigre de Bengala, un tigre de gran belleza

Si hace un siglo el tigre de Bengala podía encontrarse en toda la península india, hoy sólo quedan unos 2.500 ejemplares. Esto se debe principalmente al crecimiento de la población, que los expulsa de su hábitat natural. Además, el tráfico ilegal de tigres va en aumento. Para tener la oportunidad de conocer a este impresionante tigre con un pelaje tan especial, es posible ir al Parque Nacional de Jim Corbett, en la India. Un momento que queda grabado para siempre en la memoria

2- La tortuga laúd, una gran viajera

La tortuga laúd se reconoce por su silueta, que evoca la parte inferior del casco de un barco. Es la mayor especie de tortuga marina. Es muy migratoria y no duda en recorrer miles de kilómetros para alimentarse en aguas infestadas de medusas. Por desgracia, la tortuga laúd es una especie en peligro de extinción, debido a la caza furtiva, la contaminación por plásticos y las redes de pesca. Para observar al animal, es posible ir a Guyana, donde las playas se encuentran entre los lugares de puesta de huevos más importantes del mundo

3- El oso polar, un tamaño impresionante

El oso polar fascina con su pelaje blanco y su impresionante tamaño. Puede alcanzar una altura de hasta tres metros Por desgracia, es una de las víctimas más emblemáticas del calentamiento global. El deshielo del Ártico está reduciendo su terreno de caza. Pero necesitan el hielo para cazar su presa favorita: las focas. Para tener la oportunidad de observar al animal, se organizan cruceros en Spitzberg, y este momento es inolvidable

4- El panda gigante, el tesoro nacional de China

Es difícil resistirse a la imagen de un panda sentado comiendo bambú. Porque, sí, come principalmente plantas. En la actualidad hay menos de 2.000 pandas en libertad, y la especie está amenazada por la explotación del bambú y la deforestación. Para todos los amantes del pelaje blanco y negro del panda gigante, las mejores zonas para observarlo son las provincias de Sichuan, Shaanxi y Gansu en China. En particular, hay parques dedicados a los pandas, donde disfrutan de grandes espacios para vivir.

5- El elefante asiático, un gran mamífero terrestre

Es uno de los mayores mamíferos terrestres del mundo, junto con su primo africano, pero se diferencia de éste por su menor tamaño. En una época, el elefante asiático se encontraba en todo el sur del continente asiático. Pero además de ser víctima de la deforestación, también es cazado por su carne, su piel y su marfil. El mejor lugar para entrar en contacto con el animal sigue siendo elElephant Nature Park de Tailandia, un lugar donde viven en el entorno más natural posible y que recoge elefantes maltratados y víctimas del turismo de masas.

6- El Pingüino del Cabo, buen buceador

El pingüino del Cabo está en peligro de extinción en gran parte por culpa del hombre, que destruye los nidos y perturba las colonias. También es víctima de la contaminación al comer pescado contaminado por diversos contaminantes. El animal se reconoce por su plumaje blanco en la parte delantera y negro en la trasera. Es un excelente buceador, capaz de permanecer bajo el agua durante cinco minutos para encontrar peces. Los viajeros que deseen admirarla pueden acudir a las reservas situadas en los alrededores de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica: la Reserva Natural de Boulder's Beach y la Reserva Natural de Stony Point. En la actualidad sólo quedan unos 50.000 individuos

7- La mariposa Monarca, un insecto extraordinario

Nos gusta contemplar las mariposas por sus colores y su ligereza en el vuelo. La Monarca se reconoce por sus dos pares de alas anaranjadas con surcos negros y manchas blancas. También son víctimas del cambio climático, pero también de la deforestación de sus bosques de invernada en México. En invierno, salen de Canadá para refugiarse en los bosques de los alrededores de Ciudad de México. Para observar la mariposa Monarca más de cerca antes de que sea demasiado tarde, es posible ir al santuario de Piedra Herrada en México, clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

8- El gran tiburón blanco, cuidado con sus mandíbulas

El gran tiburón blanco ha emocionado a muchos espectadores. También se cobra víctimas humanas en algunas playas. Tanto es así que cuando pones un pie en el agua, lo último que quieres hacer es cruzar tu camino. Este súper depredador e impresionante tiburón, que puede esperar de cuatro a cinco metros de largo y pesar hasta dos toneladas, está en peligro de extinción, por culpa de la orca y del hombre. Es cazado por los humanos por su carne, aletas y dientes. A todos los valientes, la aldea de Gansbaai, en Sudáfrica, les ofrece sumergirse en una jaula para conocer al animal. Emoción garantizada

9- La cacatúa de patas amarillas, un ave parlanchina

La cacatúa de cresta amarilla o cacatúa de azufre es un ave de la familia de los psitácidos. Se reconoce por su plumaje blanco y su pequeña cresta amarilla. Es uno de los animales en peligro de extinción y su presencia en la naturaleza se estima en unos 1.000 individuos. En efecto, están domesticados, lo que hace que disminuya su reproducción y el número de ejemplares que viven en la naturaleza. La deforestación es el otro elemento implicado. Para encontrarse con una cacatúa de corona amarilla, no dude en volar a Indonesia y dejar las maletas en Bali

10- El rinoceronte de Java, difícil de abordar

Es uno de los animales más amenazados del mundo. Y si antes ocupaban una vasta zona del sudeste asiático, ahora se concentran en un solo territorio, la isla de Java. Sólo quedan entre 40 y 60 individuos. Para tener la oportunidad de verlo, hay que considerar un safari en el Parque Nacional de Ujung Kulon. Pero cuidado, el animal permite muy poco el acercamiento del hombre y permanece atento al menor ruido. Tendrás que ser discreto y abrir bien los ojos para verlo

Para más información:
Opinión