Bienvenidos a la Ciudad de México!

Cuando Hernán Cortés vio por primera vez la espléndida ciudad de México, la llamó la Atenas de América. Nacida de una civilización prehispánica rica en historia, la leyenda cuenta que la ubicación de la ciudad fue escogida durante un encuentro con un águila posada sobre un cactus, lo que indica la ubicación ideal según los oráculos. La Ciudad de México puede haber perdido su impronta azteca después de los conquistadores, pero no lo ha dejado todo a la tierra. Teotihuacán, Templo Mayor, no faltan lugares con grandes facturas típicas! Este pasado es tan rico que ha dado lugar a uno de los museos arqueológicos más bellos del mundo: el Museo Nacional de Antropología. La Ciudad de México, capital de un país fascinante con una historia misteriosa, forma parte del patrimonio cultural de la humanidad. Una hermosa invitación a viajar, la Ciudad de México te acompañará en una hermosa aventura llena de majestuosos descubrimientos.

©

Basílica de Guadalupe

Cada año, más de 15 millones de personas visitan este lugar de culto. Esto la convierte en una de las más visitadas del mundo después de la Basílica de San Pedro de Roma. Construidos en honor a la Virgen de Guadalupe, también conocida como la Virgen Negra por su color de piel, los numerosos edificios contienen un tesoro increíble: la capa india en la que la Virgen dejó su imagen. Canonizado en 2002, se dice que este nativo llamado Juan Diego Cuauhtlatoatzin tuvo una aparición de la Virgen. Ella le dio una misión: construir un lugar de culto en su honor. Para demostrarlo, Juan Diego recibió un regalo de la Virgen de las Rosas en medio de la estación seca y un magnífico retrato de ella dentro de su manto. Esta última reliquia aún conserva muchos misterios y produce muchas preguntas en el mundo científico

©

Frida Kahlo Museum

Apodada la casa azul por su colorido, el Museo Frida Kahlo es la antigua casa de la famosa artista mexicana. Se presentan muchos objetos que van desde el espejo utilizado para hacer su autorretrato hasta sus trajes coquetos. Su arte también es destacado por algunas de las pinturas más famosas del artista: "Les Deux Fridas", "Viva la Vida", "Frida y la cesarea", etc. También están presentes algunas de las obras de su compañero, Diego Rivera, pintor mundialmente conocido por sus pinturas murales. Pero también, una rica colección de arte prehispánico es otro activo cultural de este museo: ¡más de 54.000 piezas están en exhibición! Esta inmersión en la intimidad de la artista es fascinante e inevitable, ya que Frida Kahlo ha dejado una huella artística y personal en la historia del arte.

©

Jardines de Xochimilco

Este lugar es uno de los pocos vestigios del pasado que sobrevivieron a la conquista española. De hecho, es uno de los pocos lagos que no ha sido drenado por los conquistadores en busca de oro. Porque en el pasado, la Ciudad de México era un gran lago donde a los aztecas les gustaba cultivar verduras gracias a ingeniosos jardines flotantes. Llamadas chinampas, estas redes de canales son hoy en día atravesadas por muchos barcos de colores, las trajineras. Esto vale para este lugar el bonito apodo de "Venecia mexicana". Con su atmósfera tranquila en los días soleados, este lugar es una oportunidad para relajarse lejos del ajetreo del centro de la ciudad. Tenga cuidado, un paseo trajino costará $350 por hora por bote y no por persona! Así que no se deje engañar!

©

Teotihuacán

Este es uno de los sitios más notables de México: Teotihuacán. Es decir, "el lugar donde los hombres se transforman en dioses", todavía no sabemos quiénes son los constructores de este increíble lugar. En su apogeo histórico, la ciudad era la ciudad más grande de Mesoamérica y podía albergar a más de 200.000 habitantes. Después de haber sido misteriosamente abandonada, Teotihuacán fue rehabilitada por los aztecas que pensaban que esta colosal ciudad era la creación de gigantes. "El lugar de los dioses" fue elegido para convertirse en uno de los centros neurálgicos de sus territorios. Con una de las calles más grandes del mundo, te llevará tiempo llegar a la pirámide del Sol y a la pirámide de la Luna bajo un sol abrasador! En la actualidad, sólo se ha excavado una pequeña parte del yacimiento. Muchos otros descubrimientos están en proceso!

©

Museo Nacional de Antropología

Construido en los años 60, este joven museo es, sin embargo, uno de los más importantes del mundo gracias a sus colecciones arqueológicas. Le tomará más de un día visitar y apreciar los artefactos que reinan en las 25 galerías. Se pueden contemplar las más bellas piezas mexicanas, entre ellas el famoso Pierre du Soleil, de 4 metros de diámetro y 24 toneladas, a menudo abreviado con el nombre de "calendario azteca". Gracias a algunas reconstrucciones, como la de una tumba maya, la inmersión en el museo es total! Entre las secciones antropológicas y etnológicas, cada civilización antigua tiene su propio escenario histórico. No te pierdas Mexica, Mesoamérica y el salón Maya!

©

Templo Mayor

En el pasado, este lugar fue el corazón del territorio azteca, pero el conquistador Cortés borró todos los rastros de esta gloria pasada. Hoy en día, los arqueólogos están descubriendo cada vez más información sobre este lugar mítico del pasado. Ampliado varias veces a lo largo de los siglos, el primer templo Mayor fue construido en 1375. Con cada expansión del edificio, miles de soldados fueron sacrificados cerca del templo de Huizilopochtli, una deidad asociada con los ritos de la guerra y la muerte. En efecto, no era infrecuente recurrir a sacrificios en este lugar porque según la concepción religiosa de los aztecas: es necesario alimentar con sangre el camino del sol. Junto al Templo Mayor: el museo. Está notablemente bien ejecutado y permite un acercamiento lúdico al estilo de vida azteca

©

El Zócalo

El Zócalo, o Plaza de la Constitución, es la tercera plaza más grande del mundo. Se encuentra en el centro de la antigua ciudad azteca de Tenochtitlán y está enmarcada por la sublime Catedral Metropolitana de la Ciudad de México (la catedral más grande de América), el Palacio de Gobierno y el mercado permanente más grande de la Ciudad de México Siempre en movimiento, este lugar es el centro de muchos encuentros: vendedores ambulantes, eventos sociales y culturales, etc. Sin duda notará una espectacular bandera mexicana colgada en un mástil de al menos 50 metros. Estas banderas monumentales son colocadas en puntos estratégicos por el gobierno para promover el patriotismo y los símbolos nacionales de México. En resumen, un callejón en esta plaza es una inmersión total en la cultura mexicana!

©

Palacio De Bellas Artes

Sólo el museo es una joya para contemplar. Aunque su estilo arquitectónico, especialmente sus cúpulas, se asemeja a muchas otras creaciones Art Nouveau, su interior es una de las mejores ilustraciones del Art Déco. Con su mármol de Carrara y sus impresionantes espacios, las obras expuestas se ubican en un magnífico entorno. Se pueden admirar las obras de Rivera, incluyendo Carnaval de la Vida Mexicana, Orozco, Siqueiros, Gonzales Camarena, y muchas obras de talentosos artistas. Todos los días a las 10:30 de la mañana, se puede ver descender el magnífico telón del teatro de cristal. Para hacer este tesoro de vidrio, no menos de 1 millón de piezas de vidrio de color tuvieron que ser ensambladas! Impresionante!

©

La lucha libre

La lucha libre mexicana es realmente única en el mundo! Es una especie de lucha libre mexicana donde los luchadores usan máscaras y compiten entre sí haciendo acrobacias increíbles. Como parte integrante de la cultura popular, este deporte de lucha no es violento en modo alguno. Es más como un espectáculo donde cada movimiento es coreografiado. Los luchadores que participan suelen ser auténticas celebridades locales, pero tienen una especie de anonimato en sus vidas privadas gracias a sus identidades protegidas por sus máscaras. Sólo podemos aconsejarle que vaya a Arena México. Es en este lugar donde se puede asistir a los mejores partidos. Siempre escoja asientos en la parte inferior de la arena, son más caros pero tienen una mejor vista de las peleas.

©