El ilustrador italiano Leonetto Cappiello se ha distinguido brillantemente en los primeros días de la publicidad de carteles. En 1898, se mudó a París y colaboró con los periódicos, las Imprentas Vercasson, y luego con el famoso editor Devambez. Sus carteles como Papier à cigarettes Job, Cachou Lajaunie y Dubonnet dieron la vuelta al mundo. Dedicó gran parte de su trabajo a la belleza y la perfumería, donde magnificó la figura femenina con un estilo propio y propuso composiciones únicas a casas de perfumes como Luzy, Patou y Olivert-Legrain. El Museo Internacional de la Parfumería de Grasse se complace en dedicarle una exposición, en una ciudad que le es muy querida y donde pasó sus últimos días. El evento es una oportunidad para que los visitantes admiren su rica colección de estudios y carteles, que muy raramente se presentan al público por razones de conservación. Más información en la página web de los museos de Grasse