La Fundación Henri Cartier-Bresson presenta una exposición de 70 fotografías que permiten descubrir cómo el artista construyó sus imágenes e inmortalizó los escenarios que encontró en todo el mundo. Cuadros efímeros de un fotógrafo formado inicialmente en pintura y dibujo. Bajo su experimentada mirada, tanto los paisajes que captó como los que los atraviesan parecen poéticos. Revelan la singularidad de cada momento. Las fotografías, seleccionadas por el propio fotógrafo poco antes de su muerte en 2004, fueron tomadas entre 1930 y la década de 1990. Nos llevan de viaje a Europa, Asia y América. Más información en la página web de la Fundación Henri Cartier-Bresson