El Château du Clos Lucé, un faro de Touraine, había tenido que cerrar sus puertas a raíz de las medidas adoptadas por el gobierno para combatir la propagación del coronavirus. Después de dos meses de confinamiento, está a punto de reabrir sus puertas a los visitantes. Este magnífico edificio en Amboise fue la última residencia de Leonardo da Vinci. Los visitantes pueden ver el estudio del pintor, la biblioteca y el estudio, y los niños a menudo se quedan sin palabras ante los modelos de tamaño real de los inventos del genio. Tampoco hay que perderse una escapada, un bucólico paseo por el jardín de Leonardo, un espacio florido que fomenta la contemplación y el descanso. Más información en la página web del Château du Clos Lucé