Normandía se está convirtiendo en un actor principal de la transición energética. De aquí a 2025, un parque eólico compuesto por 62 aerogeneradores instalados frente a las costas de Dieppe y Le Tréport suministrará electricidad ecológica y sostenible a unas 850.000 personas de la red nacional, es decir, el equivalente a dos tercios de la población de Seine Maritime.

El proyecto en pocas líneas

En un momento en que es cada vez más urgente luchar colectivamente contra el cambio climático, la empresa Éoliennes en Mer Dieppe Le Tréport (EMDT) se implica en el terreno proyectando la creación de un parque eólico frente a la costa de Normandía. Este proyecto, uno de los más importantes hasta la fecha para Normandía en materia de energías renovables, se inscribe en la voluntad de preservar el planeta y limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.
Situado a 15,5 km de Le Tréport y a 17 km de Dieppe, el parque constará de 62 aerogeneradores con una capacidad de 8 MW cada uno. Producirá aproximadamente 2.000 GWh al año, lo que equivale al consumo medio anual de electricidad de 850.000 personas. La costa de Normandía aprovecha su viento al servicio del planeta.

Aerogeneradores en el mar: ¿cómo funcionan?

Los aerogeneradores son uno de los medios de producción de energía verde más eficientes y mejor comprendidos hasta la fecha. Esto es aún más cierto en Normandía, donde el viento es especialmente abundante Bajo el efecto del viento, las aspas del aparato giran y producen electricidad, como los molinos de viento. A partir de los 11 km/h, el viento hace girar las aspas y produce energía. A partir de los 108 km/h, las palas se detienen automáticamente para mayor seguridad. Se espera que las turbinas eólicas de Dieppe Le Tréport giren más del 90% del tiempo.
Una vez producida la electricidad, se transmitirá a tierra a través de cables submarinos. Desde la subestación en tierra, la electricidad se introducirá en la red eléctrica nacional.

Un parque eólico que respeta la biodiversidad marina

...

Cuando se instala un parque eólico marino, se trata de una nueva tecnología que se implanta directamente en el mar. Esto significa que el ecosistema local se modifica, como cuando se construye una casa en un terreno. Sin embargo, antes de decidir la ubicación de cada aerogenerador, cables y otras infraestructuras, se realizan estudios medioambientales sobre el terreno para limitar este impacto. Desde 2014 y el inicio del proyecto, numerosos expertos se han desplazado para estudiar el impacto del futuro parque en su entorno.
Se han establecido medidas de evitación y mitigación para reducir el posible impacto de las turbinas eólicas en las aves marinas y la fauna acuática. Tras estos estudios se tomaron varias decisiones, como la orientación del parque en la dirección de las corrientes marinas y los principales ejes de vuelo o la elección de evitar los periodos de cría de mamíferos marinos para los trabajos de instalación más ruidosos. En particular, los aerogeneradores se han elevado para evitar las principales rutas de migración de las aves.
Paralelamente, también se aplicarán medidas de compensación.

Por

ejemplo, se creará una colonia de gaviotas argénteas para garantizar la supervivencia de la especie en la región.

... y respetuoso con el medio ambiente: reciclaje de

aerogeneradores en el marLos aerogeneradores

en el mar tienen una vida media de 30 años, tras los cuales deben ser desmontados y reciclados. Una vez que el proyecto se haya puesto en marcha, el desmantelamiento de cada aerogenerador correrá a cargo de la empresa Éoliennes en Mer Dieppe Le Tréport. Esta disposición representa una especie de garantía que permite asegurar el desmantelamiento, sea cual sea el contexto económico 30 años después de la construcción del parque.
En cuanto al reciclaje, se han realizado muchos esfuerzos en los últimos años. El PPE (Programa Energético Plurianual, herramienta de dirección de la política energética francesa) especifica que el reciclaje de los principales componentes de los aerogeneradores será obligatorio de aquí al año 2023. Actualmente, más del 90% del peso de los aerogeneradores es reciclable, incluidos el mástil y el rotor. Recientemente, las empresas se han especializado en el reciclaje de la fibra de vidrio utilizada en la construcción de las palas, algo que hasta ahora era muy difícil.
Si el desmantelamiento y el reciclaje de los aerogeneradores marinos de Dieppe y Le Tréport está previsto para 2055, ¡es muy probable que la tasa de reciclaje, que hoy supera el 90%, haya alcanzado nuevos récords!

Normandía, pionera en energía sostenibleEn

la

costa de Normandía, donde el viento sopla en abundancia durante todo el año, la energía eólica se considera una energía

de futuro.

Gracias a sus infraestructuras portuarias adaptadas a la recepción de industriales y a la logística, a una red eléctrica de gran capacidad y a un denso tejido industrial, la región posee los activos naturalmente necesarios para el desarrollo de las energías marinas renovables.
Cuando sabemos que el 80% de la energía consumida en todo el mundo procede de los combustibles fósiles, y que éstos son las principales fuentes de emisión de gases de efecto invernadero en nuestro planeta, nos damos cuenta de hasta qué punto el viento de Normandía, que es inagotable, representa una fuente de energía inestimable.

En el contexto del

cambio climático y de la actual crisis medioambiental, la energía renovable producida por la energía eólica marina representa una seria alternativa.
A través del proyecto Éoliennes en Mer Dieppe Le Tréport, Normandía contribuye a reducir la dependencia energética del territorio francés de los combustibles fósiles y a suministrar electricidad verde a unas 850.000 personas gracias a sus recursos naturales y

locales.

Encuentre más información en su página web

.