Las 10 actividades más importantes que deben realizarse en las Maldivas

Las Maldivas es un sueño hecho realidad para muchos viajeros. Simbolizan perfectamente una especie de paraíso dibujado en el mar. El archipiélago es uno de esos lugares del mundo que a pesar de la pandemia han abierto sus fronteras a los turistas. Para entrar en el territorio deben presentar una prueba PCR negativa realizada a más tardar 96 horas antes de la salida. Una vez allí, y siguiendo los gestos de las barreras y las instrucciones de las autoridades, todo el mundo puede maravillarse con las aguas cristalinas y el fondo marino de las lagunas, tomarse el tiempo de vivir bañándose, pescando o volando sobre los atolones. Aquí hay 10 actividades obligatorias en las Maldivas, para una estancia que seguramente dejará una impresión duradera

1- Pasear por la capital Malé

Una estadía en las Maldivas puede comenzar con un paseo por el corazón de Male. La ciudad, que también es una isla, es la capital más pequeña del mundo. Pero no es por eso que no está lleno de tesoros. Es una necesidad para cualquiera que quiera descubrir el archipiélago. Uno se complace en admirar sus viviendas tradicionales, las más modernas, y luego ir a ver algunos de sus monumentos insignia. Citamos sin dudarlo las mezquitas de Hukuru Miskiiy y la Gran Mezquita. Theemuge, el antiguo palacio presidencial situado en el distrito de Maafannu, es otro edificio de interés, sin olvidar el imponente edificio colonial de Mulee-aage. Por supuesto, no se puede abandonar la capital sin haber visitado los mercados y haberse abastecido de productos locales. Especialmente la fruta, para ser probada en el pacífico y verde Parque del Sultán

2- Una sesión de snorkel en Hanifaru Huraa

La belleza del fondo marino significa que quieres ponerte aletas, máscara y snorkel para observar la fauna y flora acuática. Hanifaru Huraa es una bahía excepcional, clasificada como Reserva de la Biosfera del Atolón de Baa por la UNESCO. Es un lugar de ensueño para nadar y observar las muchas mantas gigantes que vienen a alimentarse. Ten cuidado de abrir los ojos, porque también en esta bahía se puede observar otra gran especie animal: el tiburón ballena, un tiburón totalmente inofensivo para los humanos. Una sesión de snorkel en Hanifaru Huraa es una experiencia inolvidable

3- Explorar islas deshabitadas

Si Maldivas está formada por 1.200 islas, cabe señalar que 200 de ellas están desiertas. Por lo tanto, es un destino ideal para ponerse en la piel de Robinson Crusoe para una escapada. Una vez que llegas a una de las islas, todo lo que tienes que hacer es disfrutar de una sesión de bronceado en la arena fina, y luego ir a un refrescante baño en las aguas turquesas de vez en cuando, siempre a la temperatura adecuada. No hay que dudar en dar un paseo en el corazón de la naturaleza, ya que los bosques ofrecen la oportunidad de aprender más sobre la riqueza florística local

4. Ir a ver el mar de estrellas en la isla de Mudhdhoo

En las Maldivas, la isla de Mudhdhoo reserva un espectáculo natural de toda belleza, que no debe perderse bajo ninguna circunstancia. El lugar es famoso por su fitoplancton marino que se ilumina por la noche cuando las olas llegan a la playa. Luego se cubre con miles de puntos de luz que recuerdan a las luciérnagas. Uno tiene la sensación de que el cielo estrellado se refleja en el mar, y el espectáculo que se ofrece es casi irreal. De hecho, los diminutos organismos se iluminan cuando están estresados, por lo que es el movimiento de las olas en la orilla lo que los hace brillar de color azul. Espléndido de ver y fotografiar

5- Buceo

Si el snorkel es muy popular en las Maldivas, no debe perderse una sesión de buceo, incluso si es un principiante. Hay varios centros de buceo en las Maldivas, y es una gran oportunidad para ir a observar más de cerca los peces multicolores y asombrarse con la belleza de los corales. También notarán que el arrecife de coral está lejos de ser un verano monótono, pero por el contrario es original. Tenemos por ejemplo la oportunidad de explorar cuevas submarinas, ¡emociones garantizadas! Un consejo para una sesión de buceo inolvidable: ir al atolón Ari.

6- Las playas, una y otra vez

Si hay algo que quieres hacer cuando estás en uno de los archipiélagos más hermosos del mundo, es pasar tiempo en la playa, sólo para tomar el sol, nadar, leer y disfrutar de la vista. Para ello, puedes empezar yendo a la playa de Cocoa Island, en la parte sur del atolón de Male. Las aguas son más transparentes que nunca, y el escenario es ideal para hacer grandes tomas. Para variar, diríjase a la playa de Gulhi donde los tonos azules del mar también le dejan sin palabras. Natación, cócteles en la arena o deportes acuáticos, todos los elementos están ahí para pasar un buen rato.

7- Date el gusto de volar en un hidroavión

Sobrevolar los atolones en hidroavión es una de las actividades obligatorias en las Maldivas. Porque si te gusta pasar tiempo en tierra para disfrutar de las playas, el mar y un entorno propicio para contemplar el paisaje, la vista desde el aire es simplemente única! Cómodamente instalado, se pueden distinguir las islas e islotes, y divertirse viendo las que están desiertas. La gradación del color también es notable. Entre las diferentes tonalidades de azul del mar, la vegetación y las diversas construcciones sobre zancos, uno tiene en mente imágenes que no están listas para desvanecerse.

8- Una visita a la isla Kuramathi

La isla de Kuramathi resplandece de muchas maneras. Uno va allí, por supuesto, para disfrutar de la belleza de sus playas y en cuanto a las otras islas del archipiélago, por esta sensación de estar en un lugar del fin del mundo. Pero Kuramathi también es excepcional por su exuberante vegetación. Los amantes del verde se sorprenderán al ver las adelfas de flores blancas o rosas, las palmeras, los plátanos y las buganvillas gigantes. También puedes viajar alrededor de la isla en una calesa eléctrica o ir a un spa para una sesión de bienestar. Obsérvese el compromiso eco-responsable de la isla en cuanto a la alimentación, el suministro de agua y la limpieza de las playas.

9- Asistir a un espectáculo de Bodu Beru

Para todos aquellos que les gusta vivir en la música, es esencial asistir a un espectáculo de Bodu Beru en las Maldivas. El espectáculo mezcla la percusión, la danza y el canto y todo forma un viaje perfecto a la tierra de la música del mundo. Se hacen demostraciones en los festivales locales, pero muchos grupos también actúan en espectáculos privados organizados por los hoteles. Es un momento muy agradable para un arte que reúne diversas influencias, especialmente las de África Oriental. Es el momento perfecto para sumergirse en el corazón de la cultura maldiva.

10- Pesca de noche

No sólo durante el día se puede disfrutar de los placeres del mar en las Maldivas. En todo el archipiélago se organizan fiestas nocturnas de pesca para los aficionados La razón es simple, los peces son más fáciles de atrapar por la noche, cuando salen a alimentarse. Después de haber aprovechado al máximo el baño durante el día, es por lo tanto aconsejable tomar la caña de pescar y volver al anochecer para disfrutar de un ambiente tranquilo y relajado. Con un poco de suerte, saldrá con un pescado que disfrutará al día siguiente asado en la barbacoa

Para más información:
Opinión