Esta exposición, compuesta por un conjunto de 8 escenas de la vida antigua e histórica, fue encargada para poner de relieve los objetos presentados en el espacio expositivo del Cassinomagus. Cada diorama presenta una escena de la vida cotidiana integrando los objetos que se presentan a su alrededor.
Por ejemplo, una posada, escala de la Vía Agripa, ilumina una vitrina permanente que presenta la importancia del caballo entre los galorromanos.

Por supuesto, la exposición también incluye una escena de baño en las termas, una evocación de los dioses, una escena de cuidado del cuerpo, etc.
Exposición realizada gracias a un coleccionista privado y apasionado