Respirar profundamente el aire fresco en medio de hermosos paisajes rurales es una forma agradable y suave de recuperar la energía en pleno verano. El Mosela luxemburgués, frontera natural entre el Gran Ducado de Luxemburgo y Alemania, espera a los visitantes Podrá pasear por los huertos y viñedos, y aprovechar el Mosela para disfrutar de algún deporte acuático. El cielo es azul, las temperaturas veraniegas son agradables e incluso hay una brisa refrescante que nos acaricia la cara. Se dan todas las condiciones para un viaje por el Mosela, con parada en algunos de los pueblos con carácter, donde se puede pasear y disfrutar de un delicioso helado. Con sus nuevas actividades de aventura, el Mosela luxemburgués ofrece este año a toda la familia la oportunidad de disfrutar de experiencias extraordinarias. Y descargando la aplicación gratuita LAUSCHTOUR-APP o paseando con un guía apasionado, podrá optimizar su comprensión de las riquezas, secretos, leyendas y jugosas anécdotas de la región.

Disfrutar de los placeres de la naturalezaEn

la región luxemburguesa del Mosela

se

ofrecen nada menos que 70 paseos, que pueden realizarse durante una jornada o media jornada. Podrá aprovechar las magníficas vistas panorámicas del valle del Mosela y abrir bien los ojos para observar la excepcional flora y fauna. Puede empezar por ir a la reserva natural de Haff Réimech y sus estanques, un verdadero paraíso para los aficionados a la observación de aves. La reserva natural de Manternacher Fiels se extiende a lo largo del valle del Syre, con numerosos senderos educativos que permiten disfrutar del paisaje rural, pero también aprender sobre agricultura y apicultura. Strombierg es otra hermosa reserva natural con impresionantes bosques de hayas, viñedos y un sendero que explica el espacio natural alrededor de la pequeña ciudad de Schengen.

Para los amantes del enoturismo, el Mosela luxemburgués también invita a recorrer los 42 km que separan Schengen de Wasserbillig, que recorren magníficos paisajes fluviales e incluyen paradas en pueblos históricos para conocer a apasionados viticultores. Crémants espumosos, Rieslings elegantes, Pinot Noirs con cuerpo: el Mosela también sabe seducir al paladar.

El Mosela es una oportunidad única para acercarse a la naturaleza, y es recomendable dejarse guiar por las formaciones rocosas, por los viñedos y por los prados de orquídeas silvestres comprando la nueva edición de la serie POCKETGUIDE en tres volúmenes, que cubre las numerosas rutas de senderismo.

¿Te gusta el ciclismo? Entonces no debe perderse el"Vëlosummer

", que del 31 de julio al 29 de agosto ofrece rutas para descubrir las múltiples facetas del Mosela. Caminos seguros para los ciclistas, pero también una multitud de actividades que se encuentran en el camino.

Natación y deportes acuáticos en

veranoEl

río Mosela, además de modelar el paisaje y ofrecer hermosos paseos junto al agua en el Mosela luxemburgués, es también un campo de juego para los amantes de los deportes acuáticos. Puede empezar por hacer un viaje en un barco eléctrico desde la encantadora ciudad de Remich, con Wateradventures by Navitours. En familia o con amigos, las embarcaciones eléctricas le permiten navegar de forma independiente y disfrutar de un entorno agradable y relajante a orillas del Mosela. A menos que prefieras probar el stand-up paddle, el waterstepper o la bicicleta de surf con tiburón, para vivir otros momentos de diversión. Y no olvide los cruceros panorámicos y gastronómicos, para disfrutar de la vista con una copa de crémant en la mano.

En los días más calurosos, el Mosela luxemburgués ofrece la posibilidad de bañarse en distintos escenarios. Por ejemplo, las grandes piscinas al aire libre de Remich y Grevenmacher están siempre llenas de vida. Otra alternativa es una parada en el lago de baño de Remerschen, que cuenta con hermosas y soleadas praderas, 3 pistas de voleibol de playa y piscinas infantiles con toboganes para los más pequeños. Para los niños más mayores, también es el momento de una primera inmersión

Cultura en la región del

MoselaUna estancia en la región luxemburguesa del Mosela también supone una apuesta por la cultura. Podrá saber más sobre el Acuerdo de Schengen en el Museo Europeo del mismo nombre; sumergirse en el corazón de la era de los pioneros de la aviación en el Museo de la Aviación del parque termal de Mondorf-les-Bains; o asombrarse con la arquitectura europea de la Fundación Valentiny en Remerschen, que alberga algunas de las creaciones artísticas y arquitectónicas de François Valentiny. Los siete museos de la región ofrecen una gran variedad de actividades culturales, como talleres de artesanía, visitas guiadas y conferencias.

Los visitantes más jóvenes no se quedan fuera y aprecian la publicación Schengen am Klengen

, que contiene pruebas y acertijos sobre el espacio Schengen, para explorar su historia de forma lúdica y entender por qué Schengen se considera la cuna de Europa.

Después de estos momentos de cultura, no olvide regalarse un helado en una de las muchas heladerías de la región.

Tenga en cuenta que en uno de los 6 puntos de información turística de la región, pero también en las estructuras participantes, está disponible un cuaderno de descuentos para aprovechar las distintas ofertas turísticas con las mejores tarifas

Información inteligente :

Office Régional du Tourisme Région Moselle Luxembourgeoise
52, route du Vin
L-5405 Bech-Kleinmacher
[email protected]
www.visitmoselle.lu
Tel:

+352 26 74

78 74

Fax: +352 26 74 78 94